Ronda de capital riesgo, ¿es tan fácil como dicen?

En este blog ya hemos citado algunas fuentes de financiación a las que pueden acudir las startups. Este es uno de los principales problemas a los que se deben enfrentar y por desgracia, si nos centramos en el capital riesgo, debido a los pocos años de experiencia que hay en España por parte de inversores y startups tecnológicas, hay muchos bulos y malos conceptos al respecto.

Una ronda de inversión exigirá al CEO o emprendedor que destine su tiempo y esfuerzos a la misma, alejándole de otras tareas dentro de la empresa que en función del momento de la misma pueden ser mucho más importantes y críticas para la supervivencia de la startup. Por eso muy importante seguir una serie de pasos y al menos hacer un trabajo previo que te confirme el estar en un buen momento para iniciar la ronda de inversión.

Desde el Madrid Venture Café queremos haceros reflexionar y confirmar que estáis en el momento adecuado para centrar todos vuestros esfuerzos en llevar a cabo una ronda de inversión de capital riesgo:

  • Decide el momento en el que inicias la búsqueda de financiación

    • Una ronda de inversión consume entre 2 y 6 meses de media hasta que se culmina. Es mucho tiempo sobre todo cuando uno de los founders y persona principal de la empresa va a dedicar parte de su tiempo a buscar financiación, dejando de lado otras tareas internas de la empresa como la captación de clientes, management, atención a recursos humanos, etc.
    • Probablemente esta primera reflexión es consecuencia de un análisis inicial de tu startup. Es decir, siempre se ha dicho que cuando detectas una oportunidad y te centras en desarrollar una idea que lo solucione, debes hacer tus previsiones financieras y un pequeño business plan que te sirva de hoja de ruta. En ese escenario debes ser lo más previsor posible en cuanto a tu capacidad financiera y fondos disponibles (con una estimación pesimista) para llevar a cabo la primera parte del proyecto. Con ese trabajo realizado, podrás predecir de manera aproximada cuándo llevar a cabo esa ronda de inversión. Recuerda que hay varios tipos de rondas de inversión: semilla o seed, serie A, B, C… y para cada una de ella te van a pedir algunos requisitos que sin cumprirlos te harán muy difícil conseguir esa ronda.
    • Estos dos puntos mencionados son claves para la supervivencia de tu startup donde un día perdido es impacta en el desarrollo de la misma. No obstante no está todo perdido en este primer punto y por suerte en un mes o dos podrás ir recibiendo feedback de inversores y asesores que también te sirva para continuar con la ronda de inversión o posponerla. Escucha con atención las opiniones y feedback de inversores porque muchas veces ganas más desarrollando el negocio y volviendo a retomar la ronda más adelante que no seguir empeñado en ella derrochando recursos críticos para tu empresa.
  • Prepara el material necesario para la ronda de inversión

    • En función del estado de tu compañía tendrás que trabajar más o menos el material a presentar en tu ronda de inversión.
    • No obstante es clave que tengas (seguir este orden de prioridad te puede ayudar):
      • Plan de negocio: no hablamos de planes de negocio de 150 páginas, pero sí un documento sencillo de 20-30 fácil de leer en el que recojas las partes básicas de tu proyecto. El Plan de Negocio no se creó para hacerte perder el tiempo si no para formular preguntas claves sobre tu empresa.
      • Presentación elaborada y detallada: si tu empresa ya tiene cierto recorrido y cuenta con datos de ventas, marketing, usuarios, evolución… una presentación de 10-20 diapositivas puede englobar todo el contenido de tu empresa y trasladar el Plan de Negocio a un entorno más visual.
      • Presentación reducida: menos de 10 slides, algo que puedas contar entre 3 y 7 minutos dependiendo del foro al que acudas. Suele ser fácil crear esta presentación de la del punto anterior.
      • One Page: todo el contenido de tu proyecto en una página, como mucho dos. Aquí reside la dificultad de sintetizar brevemente lo más importante de tu idea o startup (sobre todo cuando esta ya tiene recorrido). Sin embargo es el documento clave que se suele adjuntar en un primer contacto, con lo que si es necesario gástate el dinero en un diseñador o maquetador para que visualmente sea atractivo.
      • Calendario de eventos: tanto en tu ciudad como en el país donde trabajes hay múltiples eventos de emprendimiento, concursos y lugares a presentar. Habla con otros emprendedores y prepara un calendario de acción para ello. En esta parte recuerda que periodos vacacionales como las Navidades, Semana Santa o el mes de agosto pueden romper tu trabajo y hacer que los inversores desconecten de tu proyecto.
      • Estrategia de comunicación con inversores: llevar a cabo una ronda de inversión es lo más parecido a una labor comercial tradicional (si te fijas los pasos previos son los mismos que un comercial desarrollaría). Tienes que hacer una planificación estratégica de qué inversores te interesan y cómo contactarles, además de ir documentando posteriormente tus avances y evolución. Puedes utilizar desde un excel hasta herramientas crm, recomendándote por uso propio y experiencia desde el MVCafé a Hubspot o Trello (ambas gratuitas).
  • Realiza un análisis de los inversores que te interesan

    • NO VALEN todos los inversores ni todas las fuentes de financiación.
    • Relacionado con los dos puntos anteriores, debes conocer el estado de tu empresa y sus posibilidades de ronda de inversión. Si estás en fase idea o seed tendrás la capacidad de ir a una valoración concreta y un grupo de inversores que nada tiene que ver en una ronda A.
    • Filtra y selecciona por tipología de inversor en cuanto a estado en el que invierten (seed, serie A, serie B, coinvestment…), preferencias (B2C, B2B, SAS, HW, FINTECH…), ubicación…, tipología (crowdequity, business angels, grupo de inversores profesionales en otras áreas, venture capital firm…). Y analiza esos inversores: experiencia, dónde han invertido previamente, ¿realmente tienen dinero?… Linkedin es un bueno foco de búsqueda, además de otras plataformas que conectan proyectos con business angels.
    • Acompaña además a tu ronda con ayudas que encajen en tu proyecto. Por ejemplo, si es de turismo enfocarlo a segittur, si tienes I+D puedes ir a fondos europeos; si ya facturas los bancos lo verán con buenos ojos, etc. Cualquier coinversión o posibilidad de sumar fondos anima a los inversores.

 

  • Análisis de documentos por un tercero
    • Es fundamental que un abogado o asesor revise los documentos, principalmente el pacto de socios si haces ronda de inversión, así como el BOE para ayudas públicas.
    • Un mal pacto de socios puede condicionar tu recorrido los próximos meses o años, así que apóyate en profesionales y no escatimes en gastos para este punto.

 

Y por último y lo más importante, HASTA QUE NO TIENES EL DINERO EN LA CUENTA NO HAS CERRADO LA RONDA. Este es un consejo de cualquier emprendedor que haya pasado por este proceso.

0 comments on “Ronda de capital riesgo, ¿es tan fácil como dicen?Add yours →

Deja un comentario