¿Cuál es la diferencia entre el café regular y el espresso?

El espresso es una forma concentrada de café, que se sirve en tragos. Dado que es una forma destilada de granos de café, no puede llamarse una mezcla. En otras palabras, es un método de preparación. Se originó en Italia cuando las cafeterías querían una forma más rápida de atender a sus clientes. Una taza de café regular toma al menos 5 minutos de preparación, mientras que el espresso toma solo 45 segundos.

Para obtener el mejor café espresso, se hace correr agua caliente a través de los granos molidos a alta presión con la ayuda de una potente máquina de espresso.

¿Cuál es la diferencia entre el café regular y el espresso?

En cuanto a la principal diferencia entre el café y el espresso, el método de preparación en sí es la principal diferencia. Hay muchos métodos, pero implican el paso lento de agua caliente, lo que significa que la preparación del café llevará más tiempo.

Por otro lado, el café espresso implica el uso de máquinas de café espresso que empujan agua caliente a través del café molido. Entonces, este método especial puede ayudarlo a preparar café rico en cafeína en menos de 30 segundos. Además, el aroma será fantástico.

La presión

Puede tirar de la palanca de la máquina de espresso para «encender» la magia. Ayuda a preparar mucho más rápido y convierte el café normal en un trago de espresso. Además, el café filtrado empuja el agua hacia abajo debido a la gravedad. Las máquinas de espresso te permiten ajustar la presión, la cantidad máxima de presión es de 130 PSI, que es más que suficiente para este trabajo.

Si se sumerge profundamente bajo el agua a una profundidad de 300 pies, sentirá aproximadamente el mismo grado de presión. Esta es la razón por la que el café espresso tiene un sabor fuerte.

Los terrenos finos

También es importante tener en cuenta el tamaño del café molido. En el caso de una infusión regular, los posos de café pueden ayudar a mantener un equilibrio entre el sabor y el gusto sin el riesgo de desperdiciar las partículas.

La saturación excesiva no es buena ya que puede hacer que el café tenga un sabor amargo. Por otro lado, el espresso es muy diferente ya que las propiedades de la cama de café tienen un gran impacto en la extracción del espresso.

Dado que los posos de café son más pequeños, la mayor superficie de los granos está expuesta al agua. Como resultado, se puede lograr una preparación eficiente debido al breve proceso de infusión.

No hay duda de que los posos de café demasiado finos pueden obstruir o ralentizar el proceso de preparación. La razón es que la cama de café tiende a hincharse debido a la exposición al agua caliente. El mérito es de los carbohidratos insolubles orientados al azúcar y la presión que tiende a aumentar durante el proceso de tostado.

Por lo tanto, el proceso ayuda a mantener un equilibrio entre terrenos pequeños y medianos. Entonces, puedes obtener el mejor café espresso.

Para resumir, esta fue una descripción de algunas de las principales diferencias entre el café regular y el espresso. Con suerte, esto lo ayudará a comprender mejor la diferencia entre los dos.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario