Rancilio Silvia – Los 5 mejores consejos para aprovechar al máximo a Miss Silvia

Creo que cualquier propietario de una máquina de espresso en casa estará de acuerdo en que no importa qué máquina esté usando, inevitablemente hay una fase de «conocerse unos a otros» durante la cual la prueba y el error son solo parte del proceso. Cada máquina funciona de manera diferente y dedicar algo de tiempo a encontrar la configuración y los procedimientos operativos adecuados para satisfacer sus gustos de espresso valdrá la pena a largo plazo. El Rancilio Silvia no es una excepción.

Aunque la Rancilio Silvia es una máquina doméstica increíblemente popular, depende en gran medida de su operador para producir un espresso excepcional. Esto es ciertamente parte de la belleza de su simplicidad, pero puede ser un poco frustrante si es tu primera máquina de café espresso en casa.

Después de haber sido dueño de mi Silvia durante tres años, permítame ahorrarle algo de tiempo y energía aquí. Estos son los 5 mejores consejos que he encontrado que me ayudan a sacar el máximo provecho (y el espresso con mejor sabor) de mi Rancilio Silvia.

usa un temporizador

He estado usando un temporizador desde que compré mi máquina, y funciona de maravilla. La construcción duradera del Rancilio Silvia incluye bastante acero y una caldera resistente. Incluso el jefe de grupo de esta máquina es increíblemente sólido. Lo ideal es que Silvia se caliente de 30 a 60 minutos. Uso mi máquina a las 5:30 o 6:00 am, y ciertamente no me despierto temprano para encender la máquina. Usando un simple temporizador de salida Brinks, puedo configurar la salida en la que está enchufada Silvia para que se encienda aproximadamente media hora antes de que me despierte. Para cuando estoy lista para hacer café, ella ya se ha calentado.

Temperatura surf

Hay muchas teorías sobre la mejor manera de regular la temperatura de preparación de la Rancilio Silvia, y muchos propietarios llegan incluso a instalar módulos de control industrial del mercado de accesorios (conocidos como PID) para microrregular la temperatura de la caldera. Es una técnica que es más complicada de lo que la mayoría de nosotros necesitamos para producir espresso, por lo que considero que el «surfing de temperatura» es la siguiente mejor opción. Después de dejar que la máquina se caliente por completo, simplemente deje correr agua a través del portafiltro hasta que se encienda la luz naranja de «calentamiento». Apague la bomba y deje que la máquina se caliente hasta el punto en que la luz naranja se apague. Espere unos 30 segundos y luego tire de su tiro. Eso es fácil, ¿verdad?

Usa frijoles recién tostados

Muy bien, este es un buen consejo para cualquier máquina, pero siempre vale la pena repetirlo. Si es posible, use una mezcla de espresso o el grano de origen único de su elección que se haya tostado en los últimos 5 a 10 días para una extracción óptima del espresso.

Usa el molinillo adecuado

Todo el mundo tiene un molinillo favorito además de su máquina de espresso, sin embargo, muchos molinillos de rebabas de gama baja realmente no muelen lo suficientemente fino para el Rancilio Silvia. Notarás esto especialmente cuando los granos pasen su fecha de tueste. Si planea gastar entre $600 y $700 en una máquina de espresso, primero considere que no sacará el máximo provecho de esta inversión a menos que planee gastar alrededor de $300 en un molinillo adecuado. La combinación clásica es emparejar a Silvia con el Rancilio Rocky. He estado usando su combinación durante dos años y funciona muy bien.

Saca un tiro de calibración

Cada vez que comience a usar un nuevo lote de granos tostados, debe realizar una toma de calibración «desechable». Cada lote de frijoles requerirá una configuración de molinillo y una presión de apisonamiento ligeramente diferentes, y las probabilidades de que lo haga bien en su primer trago son escasas o nulas. Solo dé un paso atrás, considere que siempre va a desperdiciar unos pocos gramos de sus granos al ajustar la molienda y el apisonamiento, y vea qué configuración funciona mejor para ese lote de granos.

Espero que estos consejos te sean útiles para mejorar tu experiencia con Silvia. Siga estas 5 pautas y siempre obtendrá un gran espresso de esta máquina.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario